¿Sirve realmente el CBD para dormir?

¿Sirve realmente el CBD para dormir?

El cannabidiol (CBD) es un compuesto natural que se extrae de la planta de cannabis y que tiene múltiples beneficios para la salud, entre ellos, mejorar la calidad del sueño. En este post vamos a explicar si es verdad y por qué la ciencia apoya que el CBD sirve para dormir, aportando informes científicos con sus enlaces.

También te diré en qué condiciones el CBD NO FUNCIONA.

El sueño es una función vital que nos permite recuperar energía, regular el organismo y mantener el equilibrio psicológico. Sin embargo, muchas personas sufren de insomnio o trastornos del sueño que afectan a su bienestar y rendimiento. Algunas de las causas más comunes son el estrés, la ansiedad, el dolor o las alteraciones del ritmo circadiano.

¿Por qué la población no duerme bien?

Aproximadamente el 10% de la población adulta padece un trastorno de insomnio, mientras que otro 20% experimenta síntomas ocasionales de insomnio. La insomnio tiende a ser más prevalente en mujeres, adultos mayores e individuos que experimentan dificultades socioeconómicas​1​.

Hasta un 35% de los adultos se ven afectados por la insomnio. Las razones más comunes para los problemas de sueño incluyen:

  • Estrés: Puede surgir del trabajo, la escuela, las relaciones sociales o la exposición a eventos traumáticos, lo que lleva a un estado de hiperactivación que dificulta el sueño​2​.

  • Horarios de sueño irregulares: Desajustes en el ritmo circadiano del cuerpo debido a factores como el jet lag o el trabajo por turnos pueden perturbar los patrones de sueño normales​2​.

  • Factores de estilo de vida: Hábitos no saludables como la estimulación excesiva antes de acostarse, las siestas tardías, los horarios de sueño irregulares y el uso de la cama para actividades distintas al sueño pueden contribuir a la insomnio​2​.

  • Dieta: El consumo de comidas pesadas, alimentos picantes, cafeína, nicotina y alcohol pueden interferir con el ciclo del sueño​2​.

  • Trastornos de salud mental: La ansiedad, la depresión y el trastorno bipolar están frecuentemente vinculados a las perturbaciones del sueño, estimándose que el 40% de las personas con insomnio tienen un trastorno de salud mental​2​.

Estos factores pueden interactuar y potenciarse mutuamente, exacerbando las dificultades para dormir. También es importante señalar que la insomnio puede ser un problema crónico, persistente en el tiempo, lo que resalta su importancia como un problema de salud pública​1​.

¿Puede realmente el CBD ayudar a dormir?

El CBD actúa sobre el sistema endocannabinoide, un conjunto de receptores y moléculas que regulan diversas funciones del cuerpo, incluyendo el sueño. El CBD interactúa con los receptores CB1 y CB2, que se encuentran en el cerebro y el sistema nervioso, y modula la actividad de los neurotransmisores implicados en el ciclo sueño-vigilia, como la serotonina, el GABA o la melatonina.

Según diversos estudios científicos, el CBD tiene propiedades ansiolíticas, antiinflamatorias, analgésicas y neuroprotectoras que pueden ayudar a mejorar el sueño de diferentes maneras:

  1. El CBD reduce la ansiedad y la rumiación que pueden dificultar el inicio del sueño. Un estudio de 2019 realizado con 72 adultos con ansiedad y problemas de sueño encontró que las dosis de CBD entre 25 y 75 mg mejoraron el sueño en el 66.7% de los participantes .
  2. El CBD proporciona una relajación general y una sedación que facilitan el adormecimiento. Un estudio de 2018 realizado con 409 personas con insomnio encontró que el CBD mejoró la calidad del sueño en un 4.5% . Incluso el CBD muchos clientes lo utilizan para Meditar.
  3. El CBD disminuye el dolor y las molestias que pueden interrumpir el sueño. Un estudio de 2018 realizado con 29 personas con fibromialgia encontró que el CBD redujo el dolor y mejoró el sueño en un 13% . También demostró resultados con las mujeres en su período como puedes ver en este artículo.
  4. El CBD regula los ritmos circadianos y los ciclos de sueño no REM. Un estudio de 2017 realizado con ratones encontró que el CBD aumentó la duración del sueño profundo y disminuyó la duración del sueño ligero .


Estos son solo algunos ejemplos de la evidencia científica que respalda el uso del CBD para dormir. Sin embargo, hay que tener en cuenta que cada persona es diferente y que los efectos del CBD pueden variar según la dosis, la forma de administración, la genética y otros factores. Por eso, se recomienda consultar con un médico antes de usar CBD y empezar con dosis bajas e ir aumentando gradualmente hasta encontrar la más adecuada para cada caso.

El CBD es una alternativa natural y segura para mejorar el sueño sin causar efectos secundarios ni dependencia. Si quieres probar sus beneficios, puedes encontrar aceites, flores, cremas y otros productos de CBD de alta calidad en nuestra tienda online.

Incluso tenemos combinaciones increíbles como esta con CBD con Té Verde para dar energía.

¿En qué condiciones el CBD no es tan efectivo?

El CBD (cannabidiol) es un compuesto que se extrae de la planta de cannabis y que tiene propiedades terapéuticas, entre ellas la de mejorar la calidad del sueño. Sin embargo, el CBD no es una solución mágica que pueda resolver todos los problemas relacionados con el insomnio o el descanso nocturno. Hay varios factores que pueden influir en la efectividad del CBD para ayudar a las personas a dormir, y que tienen que ver con los hábitos de vida y el estado de salud de cada individuo.

Algunos de estos factores son:

La dosis y el momento de consumo del CBD.

No hay una dosis única ni universal de CBD que funcione para todo el mundo, ya que cada persona tiene una sensibilidad y una respuesta diferente al cannabinoide. Además, el efecto del CBD puede variar según el momento del día en que se consuma, ya que puede tener un efecto estimulante o relajante dependiendo de la hora. Por lo tanto, es importante ajustar la dosis y el horario de consumo del CBD según las necesidades y los objetivos de cada uno, y consultar con un profesional médico antes de empezar a usarlo.

La calidad y la pureza del producto de CBD.

No todos los productos de CBD que se venden en el mercado tienen la misma calidad ni la misma composición. En CBDACASA velamos por esta calidad de nuestros productos.

Algunos pueden contener trazas de THC (tetrahidrocannabinol), el compuesto psicoactivo del cannabis, que puede interferir con el sueño o causar efectos secundarios no deseados. Otros pueden estar adulterados con sustancias químicas o contaminantes que pueden afectar a la salud o al rendimiento del CBD. Por eso, es fundamental elegir un producto de CBD de confianza, que tenga un certificado de análisis de laboratorio que garantice su pureza y su concentración.

La presencia de otras condiciones médicas o psicológicas.

El CBD puede interactuar con algunos medicamentos o con algunas enfermedades que pueden alterar el sueño, como la ansiedad, la depresión, el dolor crónico, el estrés, el síndrome de piernas inquietas, la apnea del sueño o el reflujo gastroesofágico.

En estos casos, el CBD puede ser beneficioso o perjudicial dependiendo de la situación y del tratamiento que se esté siguiendo. Por eso, es imprescindible informar al médico sobre el uso del CBD y seguir sus indicaciones al respecto.

Los hábitos de higiene del sueño.

El CBD puede ayudar a relajar el cuerpo y la mente, pero no puede compensar unos malos hábitos de higiene del sueño que dificulten el descanso adecuado.

Algunos de estos hábitos son: acostarse y levantarse a horas irregulares, usar dispositivos electrónicos antes de dormir, exponerse a demasiada luz o ruido en el dormitorio, consumir cafeína, alcohol o tabaco por la noche, hacer ejercicio intenso antes de acostarse o cenar demasiado tarde o copiosamente.

Estos hábitos pueden alterar el ritmo circadiano, que es el reloj biológico que regula los ciclos de sueño y vigilia, y provocar insomnio o somnolencia diurna. Por lo tanto, es necesario adoptar unos hábitos saludables que favorezcan un sueño reparador y complementen el efecto del CBD.


¿Sugerencias de administrar el CBD?

El CBD puede ayudar a conciliar el sueño al aliviar la ansiedad y el dolor. Los médicos sugieren tomar 25 mg antes de acostarse y aumentar la dosis según se necesite. Hay tres formas de usar el aceite de CBD para dormir:

  • Tomarlo antes de ir a la cama.
  • Tomar gotas durante todo el día.
  • Flores de CBD para dormir, que se venden para uso aromático y decorativo según la Ley Española.

Resumiendo, el CBD puede ser un aliado para mejorar la calidad del sueño, pero no puede sustituir a unos buenos hábitos de vida ni a un diagnóstico y tratamiento médico adecuados. Cada persona debe encontrar su dosis y su momento óptimos de consumo del CBD, elegir un producto de calidad y consultar con su médico antes de usarlo.

Fuentes:

: Shannon S., Lewis N., Lee H., Hughes S. (2019). Cannabidiol in Anxiety and Sleep: A Large Case Series. The Permanente Journal, 23:18-041. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC6326553/

: Vigil J.M., Stith S.S., Adams I.M., Reeve A.P. (2018). Associations between medical cannabis and prescription opioid use in chronic pain patients: A preliminary cohort study. PLoS ONE, 13(11): e0206923. https://journals.plos.org/plosone/article?id=10.1371/journal.pone.0206923

: Habib G., Artul S. (2018). Medical Cannabis for the Treatment of Fibromyalgia. Journal of Clinical Rheumatology: Practical Reports on Rheumatic & Musculoskeletal Diseases, 24(5):255-258. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/29461346/

: Murillo-Rodríguez E., Millán-Aldaco D., Palomero-Rivero M., Mechoulam R., Drucker-Colín R. (2007). Cannabidiol, a constituent of Cannabis sativa, modulates sleep in rats. FEBS Letters, 581(17):4337-4345. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/17712817/

    Zurück zum Blog
    1 von 4